El crecimiento de 21,5% respecto al trimestre 2017, representa una cifra que no se manifiesta desde 2011.

“El aumento del parque automotriz es un fenómeno que sucede en todo el mundo, no hay ningún lugar donde se reduzca, esto se explica por el incremento de los procesos de crecimiento económico”, afirma Álvaro Miranda, ingeniero en Transportes y Tránsito de la Universidad Tecnológica Metropolitana. Y es que las cifras que entregó la Asociación Nacional Automotriz de Chile, son históricas.

Desde el año 2011, no se registraban tantas ventas durante el periodo enero-marzo. Ahora, siete años después el número de vehículos alcanzan 98.104 unidades. Pero, ¿Cuál es la razón que motiva a las personas a adquirir este medio de transporte?

“El principal incentivo para comprarse hoy un automóvil en Santiago, es que no hay una opción de transporte público para poder movilizarse. La alternativa del Transantiago, es de tan mala calidad, es tan desagradable andar en él, que la gente esta pensando e intentando tener su propio sistema de movilidad”, explica Miranda.

Para Alberto Escobar, gerente de asuntos públicos y director de la Unidad de Estudios de Automóvil Club de Chile, la razón va mucho más allá que como una simple solución de movilización. “El tener auto me da varios beneficios, muestro el éxito profesional y económico, el precio es accesible y voy a llegar más rápido a un lugar. Este es el comportamiento psicosocial de este tipo de consumidor y el por qué valida de tal manera el tener un automóvil”.

La mala apreciación al transporte público, se relaciona con elementos como la calidad, las tarifas y los tiempos de espera. En este último punto, se produce una contradicción, porque a pesar de tener una leve diferencia en cuanto a la duración de los trayectos entre un lugar y otro, las autopistas también han estado en el centro de las controversias; movimientos como No + Tag , reflejan esta realidad.

“Resulta que como tenemos una característica de comportamiento súper individualista, el consumidor chileno no se ve como causantes de los tacos. Claro que es absurdo, pero va compensado, con que el fin de semana puede presumir”, asegura Escobar quien enfatiza la importancia del status que demuestra el uso de este medio de transporte.

Existe consenso en que los factores de aumento de la comercialización son variados. “La alta disponibilidad de marca, la inclusión de las marcas chinas que han bajado los precios de los vehículos nuevos y que ha promovido la disminución aún más lo precios de los autos de segunda mano; la facilidad de los créditos, el crecimiento y estabilidad económica del país. Todos son elementos que se conjugan y que evidentemente promueven y facilitan la compra de nuevos automóviles”, afirma el ingeniero en transportes y tránsito.

“La gente tiene la percepción que la manera más rápida de llegar de un lugar a otro, es un automóvil particular; a eso hay que sumarle a esto los precios, las ofertas y los premios que resultan ser bastante convenientes”, agrega Alberto Escobar.

Las razones y ventajas que el uso del automóvil puede significar para cada persona, también plantea algunas dificultades para el funcionamiento de las políticas publicas en materia de transportes; considerando que la comercialización no va a detenerse en este punto.

“Es inviable y totalmente absurdo enfrentar los problemas de congestión vehicular o de crecimiento del parque vehicular construyendo más vías, más autopistas o aumentando la infraestructura vial”, manifiesta Miranda, quien ve la solución desde otro ángulo. “Siempre el crecimiento automotriz va a ser inmensamente más rápido que el crecimiento de la vialidad. Por lo tanto esto se soluciona con transporte público, es decir, hay que promover e incentivar el uso eficiente de la escasa vialidad”, concluye.

¿Otras opciones? La resolución de la congestión, también se ha planteado desde la búsqueda de otras opciones de movilización. Tal es el caso del desarrollo de ciclovías, donde el ingeniero en tránsito señala que: “Es eficiente porque en viajes cortos, de menos de cinco o seis kilómetros de distancia, la bicicleta hoy en día en Santiago ofrece la misma velocidad de circulación que un vehículo particular”.

Leave a Reply