Ministro de Bienes Nacionales declaró inhabitable la torre frente al GAM, luego de que ex administradores del gobierno de Michelle Bachelet prometieran el uso de este para fines sociales.

Por Ignacia Molina J.

El primer semestre de 2017 el Gobierno de Michelle Bachelet ofreció la torre Villavicencio, ubicada en la comuna de Santiago, a una serie de fundaciones para que fueran usadas como oficinas, sin embargo, el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, calificó a ese lugar como inhabitable frenando los proyectos  de los grupos sociales, que nunca fueron informadas de forma legitima acerca de la moderación.

La Comisión Chilena de Derechos Humanos, la Corporación de Villa Grimaldi, La Casa Venda Sexy, Las Corporaciones del Trasplante y Humanas, entre otras, eran parte de las organizaciones que se veían beneficiadas por el proyecto del Gobierno anterior, donde la ex ministra de Bienes Nacionales, Nidia Palma, ofreció esta infraestructura de 23 pisos, el cual recibiría el nombre de “Edificio de la Ciudadanía”.

Fabiola Gutiérrez, vocera de la Comisión Chilena de Derechos Humanos señaló “cuando se dice que no al lugar por las condiciones de infraestructura, nunca hubo una carta formal ni del gobierno anterior ni de este, de decir las razones por las cuales efectivamente las organizaciones no van a poder acceder”.

Esta edificación que en su minuto perteneció al Ministerio de Defensa e incluso acogió ciertas reuniones de la junta militar, tiene su minuto de cauducación, luego de que el titular de la cartera de Bienes Nacionales lo calificará como un lugar que no se puede habitar producto de las malas condiciones de efectos del terremoto de 2010.

Rehabilitar la torre de la torre de Villavicencio implicaría un costo de $19.750 millones de pesos, en el cual contempla un plazo de tiempo entre tres a cuatro años. Hasta la fecha esta torre se encuentra desocupada , recientemente inhabilitada y en espera de las acciones que tomará el titular de la cartera de Bienes Nacionales.

Esta histórica torre que fue testigo clave del fin del siglo XX, presentó varias fallas en el percance del sismo,  ya que no cuenta con rasgos en materias sanitarias, presenta daños energéticos, eléctricos y no cuenta con las escaleras en condiciones adecuadas para su uso por ende el Gobierno decidió no entregar esta institución a fundaciones sin fines de lucro a pesar de que el Gobierno anterior les haya posibilitado el acceso.

 

 

 

Leave a Reply