La entidad se ha planteado diversos objetivos tales como la reactivación del crecimiento económico a la espera de una nueva reforma tributaria.

Por Tomás Vieira

Esta mañana el candidato que está a un paso de ser ratificado como el nuevo presidente de la CPC Alfonso Swett, expuso su programa dinámico para definir el papel activo que emprenderá dicha entidad para reorganizar y mejorar el rendimiento de la economía nacional, el cual ha constituido un blanco de críticas y decepciones en los últimos años.

Grandes desafíos económicos son los que enfrenta la Confederación de la Producción y del Comercio, y es que un aumento del 0,4 por ciento del déficit fiscal

no anunciado por el gobierno de Michelle Bachelet ha logrado reformar bastante el panorama financiero obligando así, a las diversas organizaciones gremiales a tomar cartas en el asunto.

Según Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, durante la reunión se mantuvo una conversación tanto franca como bilateral con los presidentes de todas las ramas en donde se les dio la posibilidad de compartir sus planteamientos juntos con los de la candidatura de Alfonso Swett sobre cuales son los problemas contingentes que golpean más duro al sector empresarial y su rol con las nuevas autoridades nacionales.

Todo indica que los intercambios de diálogo durante el comité ejecutivo del candidato a la presidencia de la CPC con los dirigentes de los diversos gremios empresariales que componen aquella organización han adoptado un carácter fructífero permitiendo de esta manera el comienzo de una consolidación de acuerdos paralelos entre dichas entidades para el reforzamiento de las debilidades económicas que afectan al costo y a la calidad de vida.

La comisión laboral de la Confederación de la Producción y el Comercio ha empezado una evaluación y análisis concretos para trabajar en función a una eventual reforma tributaria impuesta por el nuevo Ministro de Hacienda Felipe Larraín, para así, realizar una coordinación exitosa del empresariado con los nuevos panoramas de la economía chilena.

Alfonso Swett, candidato a la presidencia de la CPC, asegura que su gran meta para la fecha del tres de abril de este año es construir una agenda tanto compartida como coordinada para ser un aporte como siempre lo ha sido esta organización a lo largo de la historia nacional, además para poder enfrentar los desafíos de la economía digital y de la globalización, la institucionalidad necesita continuidad, cada propuesta contribuye.

Para Bernardo Larraín, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril, ha sido un procedimiento bastante positivo, hay que mostrar gratitud frente al hecho de que hayan personas de gran ética profesional para asumir el liderazgo de la CPC. Felizmente cada una de las ramas empresariales está mostrando constantemente su apoyo a este proyecto unitario que encabezará Alfonso, debemos reincorporar incentivos a la inversión y simplificar las tasas tributarias dada la complicada situación fiscal que enfrenta Chile en la actualidad.

Dada la gran necesidad por parte de Chile para un potenciamiento en la economía, la producción y la comercialización, los diversos gremios empresariales emplearán las variadas propuestas del ingeniero comercial de la Pontificia Universidad Católica de Chile con MBA en la Universidad de Duke (EE.UU.) quien estaría asumiendo la presidencia de la Confederación de la Producción y el Comercio.

Leave a Reply