Actualmente se puede observar una mayor oferta de obras burlescas en las diferentes salas y escenarios que rondan Santiago, siendo las piezas preferidas por los capitalinos y los chilenos en general.

La bufonada es el arte dramático preferido por los chilenos. Sin embargo, con la aparición del cine y la consolidación de la televisión por internet, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Consejo de la Cultura, demostraron una vez más  que el año 2016 hubo un 10,5% de oferta teatral y que solo se consumió el 5,8%, llevándose la mayoría del porcentaje las obras cinematográficas internacionales y chilenas.

A pesar de esto, durante el 2017, la rama artística que ha tenido un alto aumento de público es el teatro cómico, ya que muchos lo prefieren a la hora de comprar boletos. Así lo asegura la Relacionadora Pública del Centro Cultural de Providencia, Carola Núñez, quien dijo que “en Providencia hay diferentes teatros y las obras que más venden son las comedias por lejos, mucho más que los musicales y la ópera por ejemplo. Con respecto a este año, hemos visto en la comuna una fuerte alza en lo que es comedia a la gente le gusta reírse y sentirse protagonizada con el personaje que tiene al frente”.

También y debido al auge del género cómico, se ha incrementado la popularidad de diferentes personajes y obras. Un personaje clave en el teatro de burla local en la televisión es Yerko Puchento, protagonizado por Daniel Alcaíno, donde desempeña un papel clave en el programa “Vértigo” del cual es partícipe.

Por otro lado, una de las más exitosas presentaciones se reestrena, la obra y comedia nacional “Viejos de Mierda”, montaje que reúne a Tomás Vidiella, Jaime Vadell y Coco Legrand. Esta se realizará en el Teatro Nescafé de las Artes desde junio a agosto de este año.  

Según el escritor y dramaturgo, Marco Antonio De la Parra, el género “hace una autocrítica a nuestra sociedad y al chileno cuando se habla de ellos. En lo personal, creo que esta no tiene identidad propia y está absolutamente desprestigiada, por eso la gente ve este tipo de obras y se ríe de sus propios defectos”.

Se espera que a fin de año, la industria del teatro de burla posicione el arte dramático como uno de los más vistos en los escenarios y también en la televisión. A su vez, diferentes comunas y municipalidades, por ejemplo: Providencia, Las Condes y Santiago  trabajan para posicionar nuevamente esta disciplina como parte de la sociedad chilena.

 

 

Leave a Reply