Detergente, pegamento de cola blanco y espuma de afeitar son los elementos más comunes para crear este juguete casero. Pero existen algunos tutoriales que incluyen un limpiador llamado bórax, el que según algunos sitios es dañino al contacto con la piel. 

Por Federico Molina. 

Hoy la moda dentro de los jóvenes se llama “slime” o “moco de gorila”, al igual que Robbin Williams en la película de Disney, “Flubber y el doctor chiflado”, crean objetos similares a una masa deforme. A pesar de su parecido con el acompañante del profesor Philip Brainard, ésta no bailan ni manejan autos, solo cambian el estado de su materia. Cuando se le aplica fuerza, se comporta como un sólido pero en reposo es similar a un líquido.

En las redes sociales es una tendencia mundial. Youtube se ha llenado videos de tutoriales y de las cosas que se pueden hacer con esta creación casera. Moldearlo, lanzarlo y hacer ruidos, son algunas de las acciones que se pueden realizar con este nuevo juguete. En Instagram, los fanáticos del moco de gorila, hablan de que este objeto produce una euforia sensorial. Para esto, utilizan el hashtag ASMR, sigla que en inglés significan: autonomous sensory meridian response (en español: respuesta sensorial autónoma meridiana)

La fórmula más común para fabricarlos es con detergente, pegamento de cola blanco y espuma de afeitar. Además, se pueden teñir de diferentes colores utilizando esmaltes.

Pero en algunos videos, se reemplaza el detergente por un químico llamado bórax (borato de sodio). Es este elemento el que tiene preocupados a los expertos en salud, debido a que es un elemento sumamente áspero. En Chile, la venta de este producto en polvo solo se da por páginas como Mercadolibre y con un precio que no supera los 2.500 pesos  por 250 gramos.  Su uso principal es como un limpiador multiuso.

Las manos de la hija de Rebekha D’Stephano, luego de tres semanas  de contacto con el borato de sodio.

Tanto en Argentina como en Inglaterra se han registrado casos de niños afectados. A través de Facebook, una madre inglesa contó la experiencia de su hija con un slime. Cuenta, que su hija entusiasmada la convenció de comprar los elementos para crear su propio moco de gorila. Dentro de ellos, se encontraba borato de sodio. “Tres semanas después estamos averiguando por una cirugía plástica en sus manos con el departamento de quemaduras en el hospital”, relató Rebekha D’Stephano en su cuenta.

Para la bioquímica experta en este tipo de sustancias, Liliana Cuevas, estar en contacto con este elemento es dañino para la salud debido a que produce reacciones alérgicas en la piel. “Según estudios, el rose constante de la piel con borato de sodio produce irritación, en cuanto a la inhalación sólo se puede producir un daño con concentraciones altas”, comentó.

El Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica (CITUC), estimó que el riesgo real que puede existir para la piel depende meramente de las cantidades que se usen. “Es cosa de proporciones”, explicaron al consultar a través de su número de emergencias químicas.

Esta idea es compartida también por la pediatra de la Universidad Católica, Anna Nardiello, quien agrega que el real peligro es el proceso de preparación del slime más que al bórax en sí, “son los niños quienes las fabrican y por esto, existe la posibilidad de que no sepan medir bien las proporciones del químico”.

Tutorial para hacer un slime con bórax

Leave a Reply