Más de 19.000 hogares se vieron afectados por el corte de suministro eléctrico, entre ellos pertenecientes a la zona sur, controlado por la Compañía General Eléctrica (CEG), y 3.000 en el caso de ENEL, correspondiente al sector norte.

Semáforos apagados, árboles caídos, usuarios sin luz y calles abnegadas son algunos de los casos reportados en la capital luego de que lloviera el triple de lo anunciado para este jueves. En tanto, las áreas problemáticas se volvieron a repetir y resurgió la crítica respecto a las medidas de las autoridades involucradas.

A pesar de que la Dirección Meteorológica había pronosticado entre cinco y ocho milímetros de lluvia a nivel valle, el sistema frontal en la región dejó 22 milímetros aproximadamente en un par de horas. Un desacierto que desde la Intendencia metropolitana calificaron como “preocupante”, puesto que las medidas no estaban preparadas para esa cantidad de agua.

“Cada vez que no tenemos claridad en el pronóstico del tiempo nuestras medidas de contingencia pueden quedar desfasadas. Además, tenemos puntos ciegos en el urbanismo de la ciudad que no se han resuelto durante muchos años”, afirmó la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, quien a modo de balance general indicó que los sistemas de salud y de transporte se encontraban funcionando con normalidad.

Asimismo, Rubular señaló que las principales complicaciones fueron el peak del corte de luz que se registró a las cuatro de la mañana con un total de 49.000 hogares afectados, y el colapso de paso niveles que habitualmente presentan dificultades como Buin y Alto Jagüel. Sin embargo, indicó que se presentaron sectores nuevos como en General Velázquez en Renca y descartó desborde en el canal de Santa Marta, Maipú.

Tras la falta de suministro eléctrico producto de las intensas precipitaciones, el Jefe de la Unidad de Coordinación Eléctrica de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), Fernando Fredes, aseguró que “los planes de contingencia consideraron un refuerzo de seis veces la capacidad de una operación normal” y agregço que pusieron en contacto con los usuarios afectados para solucionar la situación.

En tanto, para la comuna de Melipilla el panorama tampoco fue esperanzador, puesto que nuevamente se abnegaron las principales avenidas por donde diariamente transitan cientos de vehículos. Y pese a que se temía un desborde del canal Santa Marta, el Jefe territorial del MOP, José Luis Uriarte, aseguró que estaba bajo control.

“Hasta el momento, el canal Santa Marta está funcionando bien. Hemos intensificado labores de limpieza, tanto de parte abierta, como de parte canalizada, para dar seguridad a todos los vecinos”, indicó Uriarte.

De igual forma, la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) reportó más de 16 comunas sin funcionamiento de semáforos, entre ellas Maipú, Ñuñoa y Huechuraba. Además de la caída de árboles en la comuna de  Providencia y colisiones de auto en las principales calzadas del sector. Además, debido a la gran congestión que se generó en Américo Vespucio Oriente por las obras en las vías, las autoridades en transporte se vieron obligadas a habilitar la pista exclusiva de buses, sin cobrar infracciones para mitigar el tráfico.

Se espera que en los próximos días disminuyan las precipitaciones y con ello las temperaturas en la capital. El Director de la Onemi de la Región Metropolitana, Miguel Muñoz anunció la llegada de una onda polar con agua nieve a partir del día sábado, por lo que hizo un llamado a tomar las precauciones necesarias.

Leave a Reply