Respecto a la inflación, se espera que sea de un 2,8% este año, mientras que, el crecimiento para los años 2020 y 2021 se pronostican entre 3% – 4%.

 

Camila Fernández

 

En el informe publicado el pasado lunes, el Banco Central (BC), pronosticó una baja en el crecimiento de este año, posicionándose entre el 2,75% y 3,5% (por debajo del 3% – 4% de pronosticado en marzo), sin embargo, para los dos próximos años se es más optimista. Las razones de la baja se deben a brechas importantes en la política monetaria.

El escenario base en el que se pronostica el crecimiento, supone condiciones externas desfavorables, con una fluctuación en el tipo de cambio, además, con una política fiscal que se adecua a la trayectoria comprometida por la autoridad y una mantención de la Tasa Política Monetaria (TPM) durante los próximos trimestres.

En la proyección del Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio se ven las proyecciones del escenario base, adicionando un mayor crecimiento tendencial y potencial, consecuencia de la rebaja de tasas.

Mario Marcel, el presidente del Banco Central, mencionó los motivos por lo que la TPM bajó, ¨se explica por tres brechas claves en la política monetaria¨, refiriéndose a la brecha de actividad, brecha de inflación (más baja que los 80 puntos base) y la reducción en la brecha de la TPM dentro de la tasa neutral.

El presiente explicó que ¨mientras haya una brecha mayor de actividad y una distancia mayor de inflación respecto de la media nos piden más tasa, lo que vemos por el lado de la brecha respecto de la tasa neutral demuestra que en realidad estamos dando menos tasa, es decir, esa diferencia entre TPM y neutral era menor que la que veníamos estimando, esto lleva a residir la TPM¨.

Así, los principales ajustes respecto del previo mayor rango de 2019, se deben a menores exportaciones, menos producción minera y menor crecimiento en el primer trimestre. Marcel enfatizó que la ¨economía está teniendo una desaceleración (…) pero no está detrás de este IPOM el deterioro abrupto el diagnóstico de un desperfecto a la economía¨.

Por otra parte, los riesgos externos se deben, en su mayoría,  a guerras comerciales y la dependencia de los mercados. El Presidente del BC aclaró que hay una baja en las exportaciones mineras, donde recalcó que por esto existen cambios en el IPoM de marzo.

Frente a esto, Marcel dijo que ¨hoy no hay cambios drásticos en las proyecciones de comercio, sino que hay ajustes en el volumen de comercio internacional,  (…) no es optimista¨.

Respecto a la inflación del IPC, éste debiera converger en 3% durante el 2020, y para lo que resta del año, se estima una mantención en 2,8%.

A diferencia de este año, para el 2020 y 2021 se pronostica un mejor futuro económico, fluctuando entre 3 – 4% de crecimiento, esto, resguardado por la ampliación de la economía al emplear más personas.

A pesar de esta baja en el pronóstico del crecimiento, y situándose en el peor escenario, Marcel aclaró que, la economía cuenta con amortiguadores, donde hay un espacio para la acción política monetaria, lo que puede contrarrestar dificultades ante un posible mal futuro económico.

Leave a Reply