Desde la cámara baja aseguran que el tiempo es lo que más juega en contra porque los alumnos están perdiendo clases.

Ya van 11 días desde que los profesores iniciaron un paro nacional, con el que buscan exigir al Gobierno que responda a sus demandas, entre las que figuran la estabilidad laboral, la deuda histórica, el agobio laboral y el fin al doble proceso de evaluación docente.

Hasta ahora no se han visto avances. Tras una extensa reunión que sostuvieron los docentes y el Ministerio de Educación ayer, se informó que aún faltan medidas concretas y que no se han dado respuestas satisfactorias a las demandas.

La presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Camila Rojas, criticó esta mañana la actitud de la ministra Marcela Cubillos ante las movilizaciones de los profesores. “Es fundamental que el Ministerio no solo tenga una posición unitaria, sino que sea la ministra quien encabece las conversaciones con los profesores”.

Respecto a la solución de las demandas de los profesores, la diputada señaló que “ellos han estado abiertos al dialogo por casi un año, y se han encontrado con una puerta cerrada. Ante la relevancia que tiene un paro de los docentes es fundamental que el Ministerio no sólo tenga una posición unitaria sino que sea la Ministra quien encabece las conversaciones con los profesores para llegar a un consenso lo antes posible porque esto perjudica a los estudiantes”.

El petitorio de los profesores consiste de once puntos, donde el Ministerio de Educación se dirigió a sólo seis de ellos. Con respecto a esto, el diputado e integrante de la Comisión de Educación, Juan Santana, afirmó que “hubo diálogo entre los docentes y el Subsecretario pero no se logró algo concreto. Las propuestas que haga el Gobierno deben ser acordes a la gravedad de los problemas ”.

En cuanto al proyecto de Admisión Justa, materia de educación debería ser revisado por la Cámara de Diputados durante la próxima semana, pues el Gobierno no le ha otorgado el carácter de urgente.

Leave a Reply