Según estudios de la revista científica norteamericana Plos One los regímenes de tipo vegano y vegetariano reducen hasta en un 50% menos el impacto de las emisiones de gas de invernadero que contribuyen al calentamiento global.

La crisis medioambiental del planeta no ha sido indiferente en las últimas décadas, y con ello se ha hecho un llamado al cuidado del ecosistema a través de diversas medidas. Sin embargo, estudios científicos recientes afirman que esta realidad podría ser combatida a través de la adopción de dietas basadas en vegetales, que en Chile cada vez tienen más cabida.

Un artículo del New York Times dejó ver hace unas semanas que, según cifras de la revista científica Science, la producción de alimentos en el mundo tiene un impacto de gran alcance y responsable de alrededor de un cuarto del calentamiento global por gases invernaderos. Estadísticas que proveen nueva evidencia de la importancia de cambiar la dieta, según el diario científico.

De acuerdo a estudios del Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), esto se ha producido en parte porque los grandes bosques forestales del mundo han sido derribados para aumentar el uso de la tierra de las industrias ganaderas, donde enormes cantidades de metano son emitidas en la atmosfera producto de las vacas, cabras y ovejas, un potente gas de invernadero que contribuye al cambio climático.

En tanto, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la carne y lácteos son los principales responsables del mayor impacto medioambiental con un 40%  de emisiones de gas en el sector de la agricultura, porcentaje del cual Latinoamérica y el Caribe contribuye con un 17%.

El resultado de las investigaciones de la revista científica norteamericana Plos One demuestra que las dietas vegetarianas, veganas y “pesquetarianas”, que eliminan o disminuyen el consumo de carne, generan beneficios medioambientales para el planeta y ayudan a reducir entre un 50, 30 y 20% la emisión de gases invernaderos.

Según la  nutricionista de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Tamara Dides, sí se ha evidenciado una tendencia en los pacientes chilenos a adoptar este tipo de dietas basadas en vegetales en el último tiempo. “Las pruebas científicas demuestran que tanto una dieta vegetariana como omnívora mientras sean controladas  pueden ser beneficiosas a largo plazo. Además son las que se asocian a mejor control de enfermedades cardiovasculares y bajos niveles de colesterol”, destacó la nutricionista UC.

Ahora bien, los expertos indican que no necesariamente la población  debe cortar el consumo de carne al mismo tiempo, ya que aseguran se puede mantener un sistema de alimentos sustentable que incluya animales, sin embargo, el desafío yace en  disminuir su consumo y preferir opciones más amenas con el ecosistema: que emitan menos gases, usen menos suelo y requieran de menor cantidad de agua, cuya escasez se ha convertido en una realidad global.

Algunos indicios de que ha aumentado la inclinación a este movimiento se encuentran en la ampliación del  mercado de alimentos que ha tenido que apuntar a estos nuevos consumidores, razón por la cuál Hellmann’s lanzó una nueva línea de mayonesa vegana y asimismo la empresa de sandwiches “Dominós” incluyó un hot dog vegano en su menú.

Vegetarianos Hoy es una fundación chilena sin fines de lucro que se dedica a realizar diversas campañas para fomentar de manera informada el consumo de dietas que van en línea con el cuidado del medio el ambiente, el maltrato animal y la salud. La fundación cuenta con una aplicación móvil gratuita que se llama “veggie challenge”, la cual posee diversas recetas, recomendaciones e información que “facilita la transición a este estilo de vida”.

“Consideramos que ha habido un alto aumento de personas que están adoptando y probando una dieta vegetariana o vegana en chile y creemos que los hábitos alimenticios pueden mejorar con el tiempo. Actualmente el mercado nos brinda muchas alternativas y eso se irá ampliando a medida que más personas hagan esa transición”,  señaló la Directora Ejecutiva de la fundación, Ignacia Uribe.

De esta forma, la tendencia de adoptar dietas basadas en vegetales como medida preventiva para calentamiento global ha encontrado un espacio en los chilenos y el resto del mundo, promovido especialmente por el grupo etario considerado como “Millennials”, según Google Trends.q

Leave a Reply