La nueva agenda legislativa busca prevenir mayores complicaciones y poder avanzar en los proyectos con el fin de velar por la mantención de la cultura misma hasta impulsar políticas favorables para los pueblos originarios.

Por: Catalina Teuber L.

En el marco de la presentación de estas indicaciones, Sebastián Piñera, Presidente de la República, junto al ministro de Desarrollo Social y Familia, Alfredo Moreno, anunciaron los cuatro pilares de los ejes del plan con el objetivo de impulsar y promover la paz y el diálogo de la zona, además de combatir la violencia.

En primer lugar, el Plan Impulso, uno de los primeros en desarrollarse, considera en total, 491 proyectos de inversión en un periodo de 8 años con un total de US$ 8 mil millones destinados a impulsar el desarrollo económico y social. El Presidente Piñera se dirigió a El Foco comentando que “El año pasado la Araucanía creció 6,5% y creó 12.500 nuevos empleos”.

El segundo pilar se enfoca en mantener y prevalecer la cultura indígena, o sea la historia y el lenguaje con el fin de preservarla para las generaciones futuras. Asimismo, el tercer pilar tiene como objetivo no solo reconocer la situación de violencia rural y delictual de la zona, sino que también enfrentar con firmeza y diálogo el problema para darle una solución final.

La creación de un Ministerio de Pueblos Indígenas y del Consejo de Pueblos Originarios son la base de una institucionalidad que asuma y enfrente los problemas que han estado presentes en gobiernos anteriores. Alfredo Moreno, ministro de Desarrollo Social destacó a El Foco que “Estos establecimientos tienen un solo gran objetivo, calmar el drama araucano que lleva más de un siglo”.

Por último, dentro de está semana inicia una consulta indígena que permitirá no solo estudiar y analizar el panorama de hoy, sino que también perfeccionar y modernizar la ley indígena que desde 1993 está vigente. Razón por la cual Felipe Kast junto a Francisco Huenchumilla, ambos senadores, propusieron una mesa de diálogo para resolver el conflicto con las comunidades mapuches. “La idea es que un grupo de personas tanto indígenas como no, revisen la entrega de tierras para actualizarla” fue la declaración del senador Kast ante el margen de problema actual y la falta de dialogo con la oposición. Huenchumilla recalcó a El Foco “no podemos esperar que se pongan de acuerdo”.

 

Leave a Reply