Por: Isidora Fuentes.

Entre las denunciantes se encuentran las actrices María Jesús Vidaurre, Daniela Ginestar, Bernardita Cruz y B.W.I, la que al momento del delito era menor de edad, quienes acusan que se les prometía papeles en las películas de López a cambio de tener relaciones sexuales con él. 

Por: Isidora Fuentes

El productor y cineasta chileno, Nicolás López, llegó cerca de las 10 de la mañana hasta el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago para la formalización, en donde se le acusa de cinco hechos entre los cuales se encuentran abuso sexual reiterado, violación de una menor de edad y ofensa al pudor.

El acusado ingresó al recinto donde señaló que se encontraba confiado y tranquilo, agregó que “vamos a probar mi inocencia”.

En la audiencia, los fiscales del caso, Lorena Parra y Francisco Lanas, por aproximadamente dos horas, expusieron los hechos ocurridos de las víctimas, presentando tanto dichos de las denunciantes, como de Miguel Ascencio, ex socio de López , y hasta un diario de vida perteneciente a una de las querellantes.

En el primer caso, ocurrido en el año 2004 en la ciudad de Viña del Mar, la fiscal Lorena Parra, señaló que “el imputado Nicolás López accedió carnalmente a la víctima, de 17 años de edad a la fecha”. Debido a que ya han pasado más de diez años desde que ocurrió el delito, la defensa pidió el sobreseimiento de la causa, lo que fue rechazado por parte del Ministerio Público, producto de la prescripción del hecho; de igual manera, durante la sesión, se buscó discutir la competencia del juzgado en este caso, pues la violación no habría ocurrido en Santiago.

Los otros casos de abuso se llevaron a cabo en el periodo entre julio del 2015 y noviembre del 2016, y fueron denunciado por las actrices María Jesús Vidaurre, Daniela Ginestar y Bernardita Cruz, donde acusan que se les prometió papeles a cambio de conductas sexuales con el director de cine. Estas situaciones habrían ocurrido en el domicilio de López, así como también una de ellas sucedió en un local comercial de la comuna de Providencia, durante la fiesta de lanzamiento de la película “No”. Frente a las denuncias, la parte demandante pidió prisión preventiva para el acusado.

Avanzada la jornada, la Fiscalía presentó una polera rasgada incautada desde la casa del productor. Este nuevo antecedente provocó la suspensión de la audiencia producto de que la abogada defensora, Paula Vial, indicó no estar en conocimiento de la nueva información agregada en la carpeta de evidencia del Ministerio Público.

Como consecuencia la audiencia se retomará el 23 de abril a las 09:00 horas.

 

Leave a Reply