Con la victoria de Netanyahu, quien está siendo investigado por corrupción, Donald Trump espera consolidar la paz del conflicto israelí-palestino, a pesar de lo lejano que lo ven los árabes.

 

Con más del 97% de los votos contados, Benjamín Netanyahu fue reelegido como Primer Ministro de Israel, y un tema latente, en el que será su quinto mandato, es la probabilidad de que haya una negociación de paz con el pueblo palestino, pese a la resistencia de éstos.

Tras la reelección del mandatario derechista, Donald Trump expresó su saludo por haber ganado las elecciones legislativas y señaló que: “el hecho de que haya vencido nos permitirá  ver una acción bastante buena ahora en términos de la paz”, dijo el Presidente de Estados Unidos a la prensa de la Casa Blanca.

En tanto, desde el Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile, el académico Kamal Cumsille sostuvo que las posibilidades de concretarse un acuerdo de paz son bastante nulas y que de hacerlo, es poco probable que se cumpla y se respete.

Además, explicó que el tratado de paz firmado anteriormente en 1993 nunca se concretó y que desde ahí, incluido el gobierno de Netanyahu, lo único que ha ocurrido es que se ha profundizado la ocupación, el apartheid y las políticas de asesinato y castigos colectivos.

“En este caso, la paz significa la supremacía de Israel por sobre Palestina, nunca el reconocimiento de derechos de los palestinos”, enfatizó el académico. Asimismo, Cumsille mencionó que la estructura del problema entre Israel y Palestina es que este último nunca se les ha tomado en cuenta ni reconocido.

Respecto a las predicciones sobre una negociación de paz, el analista internacional, Samuel Fernández, comentó que “hay posibilidades de que se abran a conversaciones en la medida que Netanyahu conserve su poder y pueda controlarlo suficientemente”, esto debido a que el ala radical de su parlamento representa las ideas ultraderechistas que comparten la extensión de la soberanía de Israel.

Para la Federación de Estudiantes Judíos en Chile,  este acuerdo se ve dificultado por la situación de violencia que existe en relación a los grupos terroristas que amenazan con invadir Israel, además de que Netanyahu aseguró una vez que no iba a negociar con terroristas.

Se estima, según la prensa norteamericana, que el esperado plan de paz del gobierno de Donald Trump para  israelíes y palestinos se de a conocer en Junio de este año y que adoptará ideas de la derecha israelí. Frente a esto, los palestinos han insistido en que no aceptarán una propuesta que incluya a Estados Unidos como intermediario, puesto que en el 2018 Trump declaró a Jerusalén como capital de Israel.

Leave a Reply