Según Intendencia Metropolitana, las variables meteorológicas como el frío y lluvias son solo elementos que suponen restricciones medioambientales, mientras que el ICAP es determinante.


Hoy es el tercer llamado de amenaza medioambiental que se produce en el mes de junio, por lo que da la impresión, de que el clima es uno de los factores que inciden en la decisión de Alerta Ambiental tomada por la Intendencia Metropolitana, sin embargo, expertos denotan  que el indicador relevante es el Indice de Calidad de Aire a Partículas (ICAP).

La Intendencia Metropolitana concuerda, con que las variables meteorológicas como el frío, las lluvias y fuertes vientos, son solo factores para imponer restricciones medioambientales, tal como expresa el geógrafo de este órgano, Johaziel Jamett quien manifiesta  que “la temperatura, humedad y condiciones atmosféricas combinado con la concentración de partículas permite determinar el nivel de alerta ambiental”.

Cuando las partículas por milla UTM están en un nivel mayor del Índice de Calidad de Aire a Partículas (ICAP), se declara Alerta Ambiental. Esto es determinado por el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (MINISEGPRES), quien expresa la norma de calidad respiratoria primaria.

Así mismo explica, Jamett de la Intendencia de Santiago: “si las partículas por milla UTM se encuentran entre los 200- 299 se declara alerta ambiental, lo mejor es no subir más que ese nivel, porque si se elevan, se declara emergencia”.

Además, señala que “las condiciones climáticas son solo un factor que influye en el llamado de alerta, pero no es determinante, ya que lo que verdaderamente importa son las partículas que suben de la tierra al aire y, si estas superan el 200-299 ICAP (nivel que nos encontramos hoy) afecta la situación respirable, por ende, la salud”, agregó.

La Intendencia Metropolitana utiliza una serie de métodos que ayudan a disminuir la contaminación de aire, es por esto, que este 2018 se instaló un nuevo plan de contaminación para la región Metropolitana. Sergio Lorenzini, encargado del Centro de Alerta Temprana (CAT),   establece que “existen nuevos estándares de umbrales de contaminación tales como, restringir a vehículos y transportes de carga que no tengan sello verde, aparte de agregar la suspensión por completo del uso de leñas en la región Metropolitana, entre otros”. Estas prevenciones se han tomado el día de hoy.

Sin duda, que la situación meteorológica también es un factor influyente, Ricardo Muños meteorólogo de la Universidad de Chile, indica que “una vez que se instalan estos fríos, todo se combina y mezcla, pero es por una ventilación de la cuenca”.  Hay que recordar que Santiago se encuentra en un agujero, por ende, influye la inversión térmica.

Leave a Reply