El grupo musical que combina Folk, Post-Rock y Electrónica se presentó el año 2017 en el Lollapalooza, y ya realizó una gira por Estados Unidos y Canadá. 

La banda chilena BORAJ cuenta con 6 integrantes y se aproxima a lanzar en agosto su primer disco llamado “El Animal del Hombre”. Las grabaciones fueron ejecutadas a lo largo de Chile: San Pedro de Atacama, las Torres del Paine y Pucón, son algunas de las locaciones que escogió el grupo para registrar los sonidos.

“El tamaño del lugar, el material de las paredes, la altura de los techos y los objetos que están cerca, determinan el color, reverberación, nitidez y timbre de la canción” aseguró el baterista de BORAJ, Pablo Chaparro. La banda que ya ha recorrido Canadá y EE.UU, además de escenarios como el Lollapalooza, Festival Puchuncahuín y el Festival Fluvial, se prepara hace casi dos años para lanzar su disco. Este fue grabado en lugares como la Laguna Sofía ubicada en Torres del Paine, la cueva del Milodón en la Zona Austral, en la quebrada del Jeré, perteneciente al desierto de San Pedro, en plena selva valdiviana en Pucón y a orillas del Lago Ranco. En medio de árboles, animales y diversas condiciones climáticas, el grupo musical se ha enfrentado a situaciones adversas “mucho más impredecibles; sin embargo, en la mayoría de los casos hemos tenido resultados muy positivos y sorprendentes”, manifestó Chaparro. El bajista de BORAJ, Francisco Ruiz-Tagle, señaló que producir música inmerso en espacios naturales “es interesante porque te obliga a trabajar con recursos más limitados[…] Además, se captura el viento, sonidos de animales, pájaros y agua”.

Son la primera -y única- banda de Chile en crear un álbum de larga duración grabado fuera de un estudio de música. “Hemos aprendido a soltar esa ansiedad de control y nos hemos abierto a aceptar lo que no esperábamos”, comentó el percusionista y explicó que en los estudios hay mayor cantidad de variables que se pueden calcular. Para el debut del disco lanzarán también un documental con imágenes de los paisajes que han recorrido, “tenemos la experiencia de estar grabando baterías en un valle rodeado de montañas impresionantes y aparecen unos ecos que hacen que el instrumento suene gigantesco”, expuso el Ingeniero en Sonido y Productor Musical de BORAJ, Arturo Zegers. En vez de conseguir estos efectos musicales por medio de ediciones digitales, han optado por “texturas irreplicables y que van de acuerdo con el disco en particular”, según contó Zegers.

El grupo se constituyó el año 2o14 y se compone de 6 hombres: Felipe Markmann (voz y guitarra),  Francisco Ruiz-Tagle (bajo y guitarra de doce cuerdas), Gabriel Ferres (guitarra eléctrica), Nicolás Rosenberg (saxofón y sintetizadores),  Pablo Chaparro (batería) y Felipe Aros (violín y coros). El Ingeniero de Sonido del grupo es Arturo Zegers, quien ha trabajado con grupos como Anita Tijoux, Denver, Diego Lorenzini y Tus Amigos Nuevos; “me trato de asegurar que el sonido que sale por los parlantes sea coherente con el mensaje que la banda intenta transmitir, y con BORAJ ha sido muy revelador”, declaró Zegers, para referirse a la propuesta estética del grupo.

Folk, Post-Rock y Electrónica son los géneros que se mezclan en las canciones del grupo, el cual ya ha lanzado tres álbumes de corta duración y una versión acústica de algunos temas. Cambiar de Aire, La Costa Un rayo son los nombres de los EP (Extended Play) anteriores que tienen relación con temáticas de la naturaleza y el desarraigo de la tierra que ha experimentado el hombre por vivir en las metrópolis urbanas. “Tenemos que hacer el disco sumergidos en el mensaje: vivir esa aventura de perseguir la libertad y de una vida alejada de la ciudad”, aseguró el Productor Musical.

“Existimos hace 300.000 años en la tierra, y recién en los últimos 6.000 hemos inventado una serie de conceptos o reglas que no tienen mucha relación con nuestro origen”, manifestó Pablo Chaparro, refiriéndose a las razones que explican porqué estos músicos decidieron registrar sus composiciones en espacios naturales. En uno de los videos del canal de Youtube de BORAJ, Felipe Markmann -el cantante del grupo- aseguró que “con esta experiencia nos hemos dado cuenta que las grandes ciudades definitivamente no tienen los mejores sonidos”. Para el bajista de la banda, Francisco Ruiz-Tagle, la decisión de salir a la naturaleza es un intento de re-conectar al hombre con lo más básico, ya que las personas que viven en ciudades como Santiago “nos vemos inmersos en una dinámica que muchas veces es nociva para el cuerpo”. Desde la producción musical, Zegers expresó que el ser humano se encuentra con “miles de tareas e información”, y por eso cree que para los procesos creativos debe existir concentración y desconexión.

La banda se presentará este 23 de junio en Club Amanda para encontrarse con los fanáticos antes de lanzar en agosto “El Animal del Hombre”.

 

 

 

Tags: ,

Leave a Reply