La moneda norteamericana se ha apreciado 3,8% contra las principales divisas del mundo, lo que se traducirá en aumentos al consumidor final.


El peso chileno, así como las divisas de países emergentes y economías desarrolladas, caen con fuerza frente al alza consecutiva del dólar. La depreciación de este está relacionada con un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense, el cual es un hecho que el presidente Donald Trump anunció en enero de este año.

En entrevista con Diario Financiero, Brad Bechtel, Jefe Global de Mercados de Jefferies, estimó que el dólar debería seguir subiendo a nivel global, a medida que el resto de las economías del G-10 muestra un mayor rezago respecto de estados Unidos.

El académico y economista de la Universidad Gabriela Mistral, Erik Haindl, coincide con que la moneda seguirá subiendo. “La economía norteamericana se ha recuperado los últimos meses, tanto en el déficit fiscal como el de cuenta corriente que se encuentran en niveles sostenibles”.

En este sentido, el experto aclara que el valor del billete norteamericano se está en proceso de regulación. “El dólar normalmente está en torno a $650 CLP, y hasta hace unos meses ha estado excepcionalmente bajo, por lo que ahora está volviendo a la normalidad”.

Otra vez, los aumentos más visibles están en los productos de importación, que abarcan bebidas, alimentos y otras mercaderías de consumo cotidiano.

Respecto a lo tendrá mayor impacto en la inflación y que aumentarían su costo, expertos concuerdan que probablemente serán las carnes, leches y transportes, a partir del mes de mayo.

No obstante, los datos arrojados por El Dollar Index, es buena noticia para países exportadores y regiones turísticas que tradicionalmente reciben clientes estadounidenses.

“Para el exportador es un beneficio que el dólar suba porque recibe mayores ingresos, pero el alto nivel del dólar es preocupante, pues afecta al consumo, ya que produce mayor presión inflacionaria en productos que se importan”, dice la académica Cecilia Claro.

En tanto, en México y el Caribe, los hoteles y demás paquetes vacacionales se harán más baratos para los visitantes de Estados Unidos. “Por este motivo, se espera un aumento considerable en el flujo de visitantes a la región”, comenta la economista, Cecilia Duarte.

Tras este escenario, los mercados están a la espera de los datos de inflación de Estados Unidos que serán publicados este jueves.

Leave a Reply