Desde sus inicios que el festival norteamericano se ha demostrado comprometido con la naturaleza. Es por esto que los proyectos anteriores como, las aldeas verdes, la deforestación y la emisión de bonos de carbono no han querido desmerecer esta nueva edición 2018.

El festival de música que se realizará los próximos días 16, 17 y 18 de marzo en el Parque O´Higgins, presentará en su nueva etapa junto a la colaboración de National Geographic el montaje de un glaciar de hielo, el cual pesa 9 toneladas y mide 3,8 metros de altura.

Y es que la idea del montaje es crear plena conciencia, y sobretodo educar respecto a cómo el  calentamiento global repercute sobre lo hielos de nuestro planeta. Es por esto, que el Glaciar estará ubicado frente a la cúpula del Movistar Arena, para que el público pueda ir observando cómo se derrite a medida que avanza el festival.

Además, cabe mencionar que a pocos días del desprendimiento de una parte del Glaciar de Grey, equivalente a 12 canchas de fútbol, es necesario reflexionar más que nunca acerca del calentamiento global.

¨Es parte de la labor de National Geographic generar un cambio en las generaciones futuras para que entiendan la importancia de cuidar nuestro planeta, por lo que la activación en Lollapalooza además de ser rupturista, pretende educar sobre lo rápido que se están derritiendo los hielos del planeta y sobre todo, los de nuestro país¨, recalcó Carola Téllez, Directora de Marketing de National Geographic Chile.

Sin embargo, no es la primera vez que nuestro país consta con un iceberg de esta magnitud. En el año 1992, Chile presentó en la exposición universal ¨Expo 92 de Sevilla¨ una masa de hielo de 200 toneladas, 7 metros de altura y 8 de alto, el cual fue extraído directamente de la Antártica.

Lollapalooza se ha caracterizado a lo largo de los años por ser pionero en la implementación de iniciativas que regulan el daño que el festival causa al medio ambiente. Sobre todo, se ha destacado en proyectos de mitigación de la huella de carbono y la utilización de carbono neutral.

¨Al ser un festival masivo, consume mucha energía eléctrica, consume gasolina y materias plásticas, lo que emite gases de efecto invernadero y Lollapalooza durante su producción se ha certificado como un festival de carbono neutro a través de la deforestación¨, comentó Felipe Scott, experto en medio ambiente.

Se espera que las medidas que el festival toma año a año para proteger la naturaleza vayan concientizando cada vez más a las próximas generaciones, para que así estas, puedan disfrutar plenamente el planeta donde habitamos.

 

Leave a Reply