A primeras horas de este martes, un policía fue agredido con un martillo por un hombre frente a la catedral de Notre Dame en París. Luego del ataque, los compañeros del agente reaccionaron de inmediato utilizando armas y cerrando el sector para evitar que los ciudadanos y turistas entren en peligro.

El hombre habría gritado “¡esto es por Siria!” antes de atacar al uniformado, según dijo el ministro del Interior, Gerard Coulomb, quien también señaló que el agresor era un estudiante argelino cuya identificación estaría siendo comprobada. El agresor, quien habría quedado herido tras recibir un disparo en el pecho por un miembro de la patrulla,  aparte de un martillo, llevaba cuchillos de cocina. Mientras que el policía agredido resultó con una lesión leve en el cuello.

Una investigación ya habría sido abierta para verificar si existe algún cómplice pues el agresor afirmó que es “soldado de Califato”,  sin mencionar específicamente si es parte del Estado Islámico (EI) . Mientras tanto, retuvieron a más de 900 personas  dentro de la catedral para prevenir cualquier tipo de riesgo, sin embargo, al ya haber examinado el terreno afectado fueron liberadas.

 

Leave a Reply