The Intercept Brasil filtró unos mensajes entre los jueces implicados en la investigación “Lava Jato”, los cuales abren las puertas a una oportunidad para liberar al ex presidente brasileño de su condena. 

Por: Valeria Maurer

El pasado domingo se publicaron en el medio The Intercept Brasil, una serie de mensajes entre el ex juez Sérgio Moro, y Deltan Dallagnol, coordinador de la Operación Lava Jato, en los cuales se presenta una imparcialidad por parte del juez, ya que influía en los procesos judiciales que llevaron al ex mandatario, Lula da Silva, a una pena de prisión en Curitiba, desde abril del año pasado, y con una duración de 8 años y 10 meses.

Sérgio Moro actualmente ejerce el cargo de ministro en el gobierno de Jair Bolsonaro, lo que “da una impresión de que hay una desviación de la función propia de la adjudicación de su puesto”, según mencionó a Andes al día, el ingeniero civil, economista y político, Sergio Bitar. Frente a estos mensajes, se entrevistó al ex juez, el cual respondió “Los jueces charlan con fiscales, abogados y policías. Es algo absolutamente normal y no orienté a nadie». 

Debido a esta situación, los abogados de Lula presentaron una petición para liberarlo y esta decisión depende del Superior Tribunal de Justicia. Junto con ellos, el Partido de los Trabajadores mencionó en su página web “Al contrario de lo que afirman hoy para intentar sofocar sus acciones ilegales, Moro y los fiscales de la (Comisión) Lava Jato sobrepasaron todas las fronteras de la legalidad y del Estado democrático de derecho”. 

Samuel Fernández, analista internacional y abogado de la Universidad católica, mencionó a Andes al día que “la acción política que está iniciando el PT puede tratarse de una maniobra que está hecha para condenar, pero no elimina, a juicio de la justicia, las malversaciones de lo que está acusado”.

“La presión que habrá para que da Silva salga de prisión va a ser muy fuerte, si el gobierno de Bolsonaro se sigue desgastando, las instituciones se harán más sólidas y mantendrán un régimen democrático, por lo que es posible que esta presión crezca y termine libre” mencionó a Andes al día Sergio Bitar. 

Leave a Reply