Sólo durante el primer semestre del año pasado se registraron 978 acusaciones de maltrato físico, un alza de 44% respecto del mismo período de 2017, mientras que las correspondientes a maltrato psicológico aumentaron en un 33%.

Por Isidora González F.

Este martes, en el auditorio de la Contraloría General de la República, la Superintendencia de Educación dio a conocer la cuenta pública de su gestión durante el año 2018. En una ceremonia liderada por el superintendente de Educación, Sebastián Izquierdo, el organismo creado en el primer gobierno de Sebastián Piñera entregó cifras de su labor fiscalizadora.

En su presentación, la Superintendencia indicó que durante el año pasado ingresaron 15.737 denuncias, de las cuales se lograron resolver en un 80% al cierre del año. Entre las cifras expuestas en la cuenta pública del organismo, se demostró que el mayor porcentaje de las denuncias recibidas son por maltrato a estudiantes, correspondiendo a un 48,1% del total. Es decir, se recibieron 7.563 acusaciones al respecto, representando lo que demuestra un aumento del 28% en un año.

Frente a esto, el superintendente señaló que es una temática que a la entidad le preocupa y que, por lo mismo, se han tomado medidas para intentar detener una realidad que va en aumento. “Como Superintendencia de Educación, hemos realizado acciones tendientes a hacernos cargo de este problema, que no sólo se da al interior de la sala de clases, sino que también a través de Internet y las redes sociales”, detalló la autoridad.

Sobre las iniciativas que ha tomado el organismo respecto de esta situación, Izquierdo destacó la llamada Circular de Reglamento Interno, que establece que los establecimientos educacionales deben tener protocolos de acción en esta materia, que incluyan aristas como el ciberbullying y la prevención de drogas, entre otras.

Durante sólo el primer semestre del año pasado se registraron 978 acusaciones de maltrato físico, un alza de 44% respecto a las 692 denuncias del primer semestre de 2017. Mientras que las por maltrato psicológico aumentaron en un 33%, pasando de 468 a 621.

En este sentido, con el objetivo de favorecer la resolución interna de conflictos y para noquebrar las confianzas en la comunidad educativa, en 2014 la Superintendencia integró a sus labores un servicio de mediación. Éste, durante el año 2018 estuvo a cargo de la resolución de 1.196 denuncias en los distintos establecimientos del país y de ellas un 85,5% concluyeron con acuerdo entre las partes, mientras que el 14,5% restante terminó sin acuerdo.

Leave a Reply