El objetivo del plan es disminuir el choque que se produce entre los profesores y la burocracia, reduciendo la sobrecarga de papeleo administrativo.

Por: Susana Cox C.

 

 

 

 

 

 

 

Esta mañana, en el Palacio de la Moneda, el Presidente Sebastián Piñera lanzó el plan “Todos al Aula”, que tiene como fin garantizar que los profesores vuelvan al interior de las salas de clases, simplificando la sobrecarga administrativa y burocracia para asegurar un aprendizaje de calidad.

En el anuncio, acompañaron al Presidente diversas autoridades relacionadas como el ministro de Educación, Gerardo Varela, además de la ex jefa de la cartera y ministra de Educación del gobierno de Ricardo Lagos, Mariana Aylwin, la cual liderará el grupo de trabajo que reunirá propuestas en esta dirección. Dentro del grupo de trabajo también participan el Alcalde de Santiago Felipe Alessandri, el Director de Educación 2020 Mario Waissbluth y un representante del Colegio de Profesores. La idea es que en 90 días el grupo haga entrega de una serie de propuestas para cumplir con el objetivo.

Estudios del Mineduc demuestran que los directores de las escuelas dedican más del 40% de su tiempo a temas burocráticos. Además, las escuelas tienen más de 1800 obligaciones por cumplir con la institucionalidad. Frente a esto el Presidente Piñera señaló que “con esta iniciativa queremos poner a los niños delante de la burocracia”. Además destacó que las clases en el país deben ser “motivantes, participativas y entretenidas”.

 

El proyecto contempla tres etapas, la primera de ellas es la conformación de mesa de expertos en donde también participen los propios directivos y comunidades educativas. En segundo lugar, una consulta nacional web de más de 12 mil directores a lo largo del país para recibir propuestas desde su experiencia y por último mesas de diálogos regionales.

 

La mesa de trabajo será entre expertos en el tema y directores y profesores a lo largo de Chile, todos con el mismo objetivo. Tal como señaló la ex ministra Aylwin “nuestra tarea es simplificar la acción entre las escuelas y toda la institucionalidad que dirige a los sistemas educativos”. Además, destacó que en muchas zonas del país hay atajos que no son fundamentales y que dificultan el trabajo de mejorar la calidad de la educación.

 

El Gobierno dejó en claro que su propósito es hacer una revisión de toda normativa y reglamentación que se pueda simplificar o eliminar para liberar tiempos a los directores y docentes, ya que de esta manera se focalizarán en sus actividades académicas. Junto a esto, el ministro Varela expresó que “la burocracia a veces nos ahoga y se complica con nuestra labor educativa, es por esto que queremos sacar todo lo que sobra y descubrir la calidad de nuestra educación”.

Leave a Reply