Un breve acuerdo de cuatro puntos firmaron los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte con el objetivo de sentar las bases para una “paz estable y sólida”, donde Pyongyang prometió la desnuclearización completa.

Por: Victoria Balbontín Palacios

Los presidentes Donald Trump y Kim Jong Un, se reunieron en la histórica cumbre en Singapur con el fin de firmar un documento que establece nuevas relaciones entre ambas naciones. El Presidente de Estados Unidos, se comprometió a proporcionarle a Corea del Norte garantías de seguridad, mientras que la nación asiática aseguró la desnuclearización total de la región.

No se entregaron muchos detalles de cómo se llevaría a cabo el proceso de desnuclearización, sin embargo el acuerdo se sostiene bajo los siguientes cuatro lineamientos:

  1. “Estados Unidos y la RPDC (República Popular Democrática de Corea) se comprometen a establecer nuevas relaciones entre los EE.UU y la RPDC en conformidad con el deseo de paz y prosperidad de los pueblos de los dos países”
  2. “Estados Unidos y la RPDC unirán sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la Península de Corea”.
  3. “Reafirmando la Declaración de Panmunjom de 27 de abril de 2018, la RPDC se compromete a trabajar hacia la desnuclearización completa de la Península Coreana”. En este punto se hace mención al acuerdo firmado entre Kim y el Presidente surcoreano, Moon Jae-in, en una también histórica cumbre en la frontera desmilitarizada que separa ambos países.
  4. Los Estados Unidos y la RPDC se comprometen a la recuperación de los POW / MIA (prisioneros de guerra y desaparecidos en acción de combate), incluida la repatriación inmediata de aquellos ya identificados”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras la reunión, los líderes expresaron sus opiniones. El Presidente de EE.UU dijo que “algunas cosas fueron acordadas pero no se reflejaron en el acuerdo”, refiriéndose a la destrucción de un importante lugar que se utilizaba para hacer pruebas de misiles.

Por otro lado, el Presidente norcoreano sostuvo que su reunión con el líder estadounidense fue histórica. “Ambos decidimos dejar atrás el pasado. El mundo verá un gran cambio”.

Leave a Reply