Daniela Bas A.

Durante esta mañana llegaron los enviados del Pontífice, Charles Scicluna, arzobispo de Malta y Jordi Bertomeu, sacerdote español miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, a cumplir la misión encomendada por el Papa Francisco en Santiago y Osorno.

Estarán ocho días en el país, y declararon que “hemos venido a pedir perdón en el nombre del Papa”.

Con respecto a la aceptación de más renuncias de obispos, tras la salida de Juan Barros de la diócesis de Osorno, Cristián Caro y Gonzalo Duarte, Bertomeu dijo que “eso tenemos que dejarlo en sus manos (del Papa Francisco), pero tenemos que estar muy expectantes de que las cosas irán muy bien”.

Leave a Reply