Por: Isabela Cussen

Encuentro episcopal marcará un antes y un después en la organización de la iglesia chilena, los expertos aseguran modificaciones.

El Sumo Pontífice convocó a 31 obispos chilenos con el fin de aclarar y transparentar los sucesos de abusos sexuales y de conciencia ocurridos. Ante esto, El Vaticano busca reestructurar la iglesia chilena para recuperar la fe en ésta y evitar sucesos de esta índole. Teólogos coinciden en que la salida de obispos y nuevos nombramientos, son parte de la reforma que se hará. Se presume la salida de Ezzati y quienes estuvieron relacionados al caso Karadima. Respecto de los que entran, se ha hablado de personajes jóvenes con capacidad evangelizadora.

 

Benito Baranda, Director Internacional de América Solidaria y psicólogo UC dio a entender que la edad de Ricardo Ezzati (76 años) impulsaría su salida, también comentó que “yo creo que aquellos que están relacionados con el caso Karadima saldrían, pero no se puede adivinar lo que va a pasar”. En esta misma línea, Sebastián Urruticoechea, capellán y teólogo de la Universidad de los Andes, declaró que “es evidente un cambio en los obispos”, el teólogo también expresó que su compañero de trabajo, Jaime Williams, suena como un posible acreedor del cargo.

 

Respecto al perfil que se busca para los nuevos obispos, se ha coincidido en que la juventud y la capacidad evangelizadora son características que se buscan para elegir a los eclesiásticos. Benito Baranda, respecto a las características, aseguró que estas son; “social, con capacidad evangelizadora, que puedan atraer a los jóvenes y movilizar comunidades”. De esta misma manera, Urruticoechea afirmó que “yo creo que va a estar más orientado a la juventud”.

 

Las pruebas y la búsqueda de la transparencia están presentes en El Vaticano para transformar la iglesia. Claudia Leal teóloga de la Universidad Católica, declaró que “el actuar de Francisco está muy alineado con la política de tolerancia cero a los abusos sexuales”. La reestructuración se ha visto bien recibida por los eclesiásticos chilenos. Alejandro Goic, Obispo de Rancagua aseguró que “tengo mucha esperanza y certeza que vamos a comenzar un tiempo nuevo”.

 

Otro punto importante en este encuentro y en la transformación de la iglesia, es la transparencia. Este concepto es clave para recuperar la fe y evitar cualquier conducta abusiva. Respecto de este, los obispos y el clero en general, no han hablado de las reuniones con el Papa, en este sentido, Benito Baranda expresó que “si la transparencia es la base de lo que va a ocurrir en la reunión , nos tienen que contar lo que se habló”. A pesar de que el Vaticano pidió discreción, se espera que los obispos entreguen algunos detalles del encuentro.

 

Leave a Reply