El Director Nacional del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), critica el artículo 19 del Código del Trabajo y habla de las medidas que deben implementar las empresas para la inclusión laboral de migrantes.

La mañana de hoy estuvo marcada por el encuentro de “Inclusión Laboral y Contratación a Migrantes”, realizada en la Cámara Nacional del Comercio (CNC). En este seminario participaron 19 empresas, 3 gremios, el Servicio Jesuita a Migrantes y la CNC. Fue la primera reunión que da inicio a la Red de Empresas Interculturales, donde se busca entregar apoyo, capacitación e información a las diferentes empresas en temas de migración.

Pablo Valenzuela, Director Nacional del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), lideró la reunión en donde se discutieron varias materias con respecto a la migración.

Una de las temáticas que más destacaron fue la crítica de Valenzuela al artículo 19 del Código del Trabajo, el cual especifica que “el ochenta y cinco por ciento, a lo menos, de los trabajadores que sirvan a un mismo empleador será de nacionalidad chilena”, frente a esto el director de la fundación considera que: “El límite un poco artificioso, un poco muy acotado de 15%, que no tiene una justificación económica, ni en los derechos de los migrantes, ni en la inclusión que estos debiera. Entonces hay que tomar el proyecto de ley de una manera que de cuenta de la problemática multidimensional que tienen los migrantes”

El Director del SJM también destacó las medidas que fomentan la inclusión laboral de personas extranjeras. “Primero, las herramientas de capacitaciones hay que abrirlas”, con esto se refiere a entregarles toda la información necesaria a las empresas y sus empleadores sobre temas migratorios.

Luego la cabeza del programa jesuita enfatiza en que: “Hay que modificar este límite (15%)”. Actualmente, el Código del Trabajo establece que sólo el 15% de los trabajadores pueden provenir de otro país que no sea Chile.

No hay que relacionar las visas a la tenencia o no de un contrato, sino a la realidad de nuestra migración, que las personas puedan venir a buscar trabajo acá”, afirma como última medida el orador principal del encuentro y dice que esto apunta a lo que sería la Visa de Oportunidades Laborales y explica que eso es un factor que está en “pausa” hasta que se apruebe la nueva ley y que en ese minuto se debe ver el reglamento de esta.

Los representantes del SJM expresaron que la nueva Ley de Migración que el gobierno lanzó hace unas semanas, va a ser un factor imprescindible en todo el actuar y las próximas sesiones de la Red de Empresas Interculturales. “La ley al fin y al cabo afecta y va a influir en todo el marco, como las “reglas del juego” para hacer o no la inclusión de las personas inmigrantes, explica Anne Kathrin, Directora de Alianzas y Sostenibilidad del SJM.

Ignacia Labbé, responsable del Programa Laboral del SJM, menciona dos puntos en los que va a actuar la ley sobre las empresas. “La promoción de la regularización de las personas migrantes es clave para fomentar el trabajo formal. Y en ese sentido, la prohibición absoluta que tiene el proyecto de ley de no transformar la categoría migratoria dentro del país, es un riesgo de generar irregularidades estructurales”, expresa Labbé y destaca el rol fundamental que poseen los gobiernos locales a través de las oficinas de movilización en intervención laboral.

El Presidente de la CNC, Manuel Melero, también asistió a la primera reunión y declaró “todos deberíamos soñarcon una organización solidaria, creativa y en paz, como las bases para nuestras empresas”.

 

 

 

Leave a Reply