Cecilia Díaz

Accidente provocó que Treton McKinley quedara con  siete fracturas en el cráneo, pero al momento de ser desahuciado despertó.

El niño al tener un accidente en un buggy terminó con siete fracturas en su cabeza y otras partes de su cuerpo, por lo que lo trasladaron de urgencia en la clínica USA Medical Center donde lo indujeron en estado de coma. Sus padres estaban conscientes de la gravedad en la que se encontraba Treton ya que oficialmente tenía una muerte cerebral, por lo que firmaron los documentos necesarios para donar sus órganos y desconectarlo de las maquinas artificiales.

Sin embargo, dos días antes que se donaran los órganos de McKinley a cinco niños en espera, Treton despertó ayer mostrando señales de cognición y comenzó a mejorar progresivamente.  “Esto es un milagro de Dios”, manifiesta la madre tras este resultado. A pesar de que el pequeño de trece años sigue con dolores y convulsiones, en Estados Unidos quedó marcado como el niño “milagro”.

Leave a Reply