Una simple foto sería todo lo necesario para conseguir un pronto diagnóstico y tratamiento, evitando las más de 3.000 muertes al año que se producen en Chile.

 

 

Flavio Quinteros

La campaña “Poo preventivo” fue lanzada el día de hoy en el Hospital San José de Independencia. ¿El objetivo? Reducir mediante la prevención las muertes por cáncer digestivos, que diagnosticado a tiempo tiene un 90% de posibilidades de supervivencia. La iniciativa impulsada por la fundación GIST está orientada a las redes sociales, a un público ignorante en estos temas como son los jóvenes.

 

Instagram y Snapchat son las redes sociales elegidas para realizar el análisis preventivo. Se le saca una foto a las deposiciones y se comparan con los emoticonos que la fundación dispone con el hashtag #PooPreventivo y si ésta coincide con algunos de los tipos se envía al perfil de GIST Chile, donde se hace un análisis más exhaustivo.

 

Existen 5 tipos de heces identificadas por el programa, entre las que se pueden encontrar la Hematoquecia (de color rosado por mezcla con sangre), Rectorragia (con sangre roja en la periferia), Encintada (estrechas por obstrucción en el intestino) y Melena (de aspecto oscuro y alquitranado). José Miguel Puccio, director del Hospital San José, hace un llamado a mirar el baño aunque nos dé asco, ya que con la tecnología existente podemos poner un atajo al cáncer. “Hoy se puede decir que se sobrevivió al cáncer, eso unos años atrás era una fantasía” recalcó.

 

La campaña, que tiene como objetivo un público menor, también ayudaría a los adultos por medio de la transmisión de la información. “Los hijos al estar más al tanto pueden influenciar a los padres para que vayan al doctor en caso de una situación de riesgo” declaró Puccio.

 

Los factores de riesgo que más influyen en la generación de un cáncer gastrointestinal son precisamente los que están teniendo un mayor auge en los jóvenes chilenos, como el sedentarismo, alcoholismo, tabaquismo y el consumo de alimentos procesados.

 

Para la directora de la fundación GIST y sobreviviente de un cáncer gastrointestinal, Piga Fernández, es vital convencer a la población millenial de los riesgos que corren a futuro si no utilizan métodos preventivos a este tipo de enfermedades, sobretodo si mantienen este estilo de vida poco saludable. “Hay estudios que demuestran que el cáncer gastrointestinal ha aumentado mucho, sobretodo en jóvenes bajo 40 años y especialmente los canceres rectales”  agregó.

 

“Los cánceres digestivos han tenido un progresivo aumento los últimos 15 años, siendo hoy la principal causa de muerte en hombres y la segunda en mujeres”, declaró el director del Instituto Nacional del Cáncer, Rodrigo Becerra. Según el especialista, los cánceres que han crecido de forma más reciente son el de colon y recto, directamente relacionados al stress y a una dieta menos variada en vitaminas y fibra. Agregó que cada vez más los jóvenes, que han sido históricamente menos vulnerables al cáncer, se enferman de cáncer de esófago, provocado por el consumo excesivo de alcohol. Esto, sumado a que son el grupo menos informado sobre prevención.

 

 

 

 

Leave a Reply